Leer el libro “Terapia Gestalt. La vía del vacío fértil” de Francisco Peñarrubia supuso para mí poder poner estructura a lo que vivía en los talleres a los que asistía y lo que iba experimentando durante mi formación, una formación en que lo vivencial y experiencial eran los grandes protagonistas. La lectura de este y otros libros me ayudó a terminar de redondear la gran cantidad de vivencias, darmes cuenta y, también, información teórica que me iba llegando. 

Este libro, en particular, representó para mí una suerte de manual que me ayudó a concretar qué era la Gestalt, poder conocer de dónde venía, sus influencias, y repasar las técnicas básicas y actitudes esenciales de un gestaltista. El libro hace un repaso completísimo para que, una vez acabado de leer, puedas tener una idea bastante clara de qué es esto que algunos llaman terapia gestalt.

El índice del libro es el siguiente:

Primera parte
Los contextos de la terapia gestalt

1. Introducción 

2. Los orígenes 

3. Otras fuentes de la terapia gestalt 

Segunda parte
Bases de la terapia gestalt

4. Preceptos básicos de la terapia gestalt 

5. La escucha gestáltica 

6. El darse cuenta 

7. Polaridades 

8. La neurosis en gestalt 

9. Mecanismos neuróticos 

10. El ciclo gestáltico 

11, la técnica gestáltica 

12. El trabajo con sueños y psicofantasías 

Tercera parte
Reflexiones sobre el terapeuta y su oficio

13. El terapeuta gestáltico 

14. Transparencia y transferencia 

15. Encuadre, diagnóstico y supervisión 

16. El grupo en terapia gestalt 

17. El trabajo corporal 

18. La espiritualidad. Gestalt transpersonal 

19. Arte y creatividad en la terapia 

Epílogo: panorama histórico de la terapia gestalt 

Apéndice 

1. Historia subjetiva de la Asociación Española de Terapia Gestait 

2. Las limitaciones de la terapia gestalt 

3. Directorio de escuelas de formación en terapia gestalt 

Bibliografía

Seguramente puedas encontrar más de un resumen o artículo sobre “Terapia Gestalt. La vía del vacío fértil” de Francisco Peñarrubia buscando en internet. Lo que te voy presentar a continuación es parte de un trabajo realizado acerca del libro en modo cuestionario, con algunas ideas extraídas de la lectura del libro. Espero que te sirva o capte tu interés.

Diagnóstico en terapia Gestalt

Opiniones acerca del uso del diagnóstico en Terapia Gestalt

La Terapia Gestalt, al igual que la psicología humanista, reacciona contra el modelo clásico de diagnóstico, rebelándose contra la reducción de las personas a entidades enfermas y encasilladas en categorías. La Gestalt considera a la persona como un todo que emerge, existencialmente, en el encuentro Yo-Tú. Cuando el terapeuta se encuentra con el cliente, los aspectos cognitivos que tanto peso tienen en el diagnóstico tradicional se combinan con la intuición del terapeuta, su capacidad de estar entero en la situación terapéutica, y su experiencia. A continuación hago un breve repaso de las opiniones que se mencionan en "Terapia Gestalt. La vía del vacío fértil" de autores, psicógos y gestaltistas acerca de este tema. 

Fagan alude a la experiencia previa.

Cuanto menor experiencia y madurez del terapeuta, más necesidad de diagnóstico, puesto que cuenta con menos autoapoyo. este autoapoyo, por otro lado, será más difícil de ser desarrollado cuanto más se apoye en el diagnóstico.

Por otro lado, se da la paradoja de que cuantos más conocimientos se tengan sobre el problema (neurosis, interrupciones del ciclo de la experiencia…) y sus manifestaciones, mejor para el desarrollo de la terapia; mientras que mismo tiempo es conveniente que interfirieran lo menos posible en el contacto real con el cliente.

Así pues, cada gestaltista tendrá su conocimiento y bagaje previo que usará como parte de sí mismo como terapeuta.

Yontef utiliza los preceptos figura-fondo, donde el fondo es el contexto cambiante y la figura la persona con unas “formas únicas y características de relacionarse” en comparación con los demás.

Levitsky se basa en el lenguaje corporal y sentimientos del paciente, mediante “la toma de conciencia no interpretativa”, sin necesidad de conocer su historia o problema. 

Gideon Schwarz compara el cliente y la relación terapéutica con la tela de un cuadro, sin preguntar antecedentes, rastrear historia, aunque reconoce la dificultad en no apoyarse en otras fuentes.

Richard Olney se basa en los caracteres bioenergéticos de Lowen, utilizando una nomenclatura según el nivel de autorrealización, en lugar de nombrar la patología.

Claudio Naranjo usa el eneagrama de la personalidad, unido a la actitud y técnica gestálticas.

Elementos del Psicodrama usados en Terapia Gestalt

El psicodrama es una forma de terapia en la que los pacientes representan activamente ciertos eventos o situaciones en sus vidas que a menudo son problemáticos o causan dificultades. La  Gestalt ha incorporado en sus herramientas y métodos de trabajo varios de sus elementos característicos, como:

  • La silla vacía, ampliamente utilizada por Fritz Perls, es una técnica muy poderosa que permite a la persona establecer un contacto más directo con sus propias fantasías e introyecciones (la introyección es un proceso inconsciente a través del cual una persona incorpora actitudes, ideas, creencias, etc., de un individuo o grupo de individuos), mediante el diálogo dramatizado de las partes en conflicto.
  • El monodrama, una representación dramatizada en la que trabaja una sola persona.
  • El soliloquio, un monólogo ininterrumpido, en el que no participa nadie excepto la persona que trabaja,  que normalmente expresa sus  pensamientos o emociones.
  • La técnica del doblaje, en la que otra persona funcione como doble de quien trabaja, y actúa o habla como él. La función de este alter ego es aumentar la aumentar la conciencia de la persona que está trabajando acerca de sus conflictos internos, emociones reprimidas) y ayudarlo a expresarse.

Técnica de la silla vacía en terapia Gestalt

¿En qué consiste el “enfoque integrativo” del trabajo corporal gestáltico?

Se caracteriza por las siguientes premisas, según Kepner:

  • El proceso psicológico que se expresa verbalmente está explícitamente conectado a sus expresiones corporales.
  • Los procesos físicos, tales como como la postura, la contención muscular y las perturbaciones somáticas son vistos como expresiones significativas de la persona.
  • Tanto los procesos físicos como los psicológicos son aspectos del mismo todo (la persona/organismo). Las divisiones son parte problemáticas de interés terapéutico, ya que precisamente la técnica terapéutica intenta restaurar el sentido de la totalidad y ratificar la mutua identidad de las partes.

Las dos características principales del rol del terapeuta en el trabajo gestáltico grupal

El rol de terapeuta en este tipo de trabajo es un modelo que transita entre los extremos de una misma polaridad:

  • No directividad, atendiendo especialmente a lo que el grupo expresa verbal y gestualmente, en la distribución del espacio, en el silencio, en el tono de la voz, en el código de del lenguaje (personal e impersonal).
  • Intervención, señalando los aspectos fenomenológicos observados, devolviendo lo obvio que el grupo no percibe, no se da cuenta o no se percata, sin caer en “acercadeísmos” (hablar sobre el asunto, analizarlo)), mediante el trabajo personal en grupo y del feedback del propio grupo, y a través del “experimento”.

Trabajo con fantasías dirigidas en Terapia Gestalt

Permite la ampliación de la autoconciencia, con una propuesta de vivenciarse en acción para la persona que trabaja.

Los Polster señalan estas ventajas:  poder entablar contacto con algo evitado, establecer contacto con una persona que no está disponible o con una situación inconclusa (por ejemplo, poder expresar el resentimiento por medio de la fantasía), explorar lo desconocido y explorar aspectos nuevos o desacostumbrados de uno mismo.

Trabajo de fantasías en terapia Gestalt

La posición del terapeuta en materia de sexualidad y agresividad

Son componentes básicos del ser humano, y por lo tanto, ineludibles en la situación terapéutica. La posición gestáltica, como cualquier otro tema que surja, trata de evitar el “acercadeismo”  y abordarlo desde el darse cuenta de la experiencia en curso.

La sexualidad y la agresividad (Como cualquier otro asunto) son encaradas por el gestaltista como experiencias, no como tabúes. La combinación de perspectiva y arrojo que decía Fritz (precaución y riesgo según Peñarrubia) son las variables con las que nos manejamos. El nivel de riesgo y cautela es diferente para cada terapeuta y no podemos hablar de un modelo único ni óptimo.

De forma indirecta, todo se remite a la madurez del terapeuta, es decir a su propio proceso de terapia y a la supervisión como espacio de reflexión personal-profesional. Y toca un tema de amplia discusión en el mundo de la psicoterapia: la transferencia y la contratransferencia, términos psicoanalíticos poco usados en terapia Gestalt.

Polaridades relevantes en el trabajo gestáltico

Las polaridades se definen según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua , como: "condición de lo que tiene propiedades o potencias opuestas, en partes o direcciones contrarias, como los polos." Así pues, suponen dos fuerzas que se perciben como opuestas  en el todo que que es la persona, según la concepción gestáltica. La idea de trabajo, según la Gestalt, es poder asimilar y abrazarlas, puesto que las dos (y todos los niveles de intensidad en que se puedan manifestar) forman parte de la persona. Algunas de las que Peñarrubia destaca en su libro son: 

  • La parte masculina y femenina
  • Apoyo y relación
  • Resentimiento y aprecio
  • Contacto y retirada
  • Empatía y confrontación
  • Perro de arriba y perro de abajo

Los  mecanismos neuróticos y el ciclo de la experiencia

Mecanismos neuróticos y ciclo de la experiencia

Un ejemplo de interrupción neurótica de la experiencia sería: sentir la necesidad de mostrar una emoción como el llanto en público, y como consecuencia de un introyecto “los hombres no lloran”, no permitírmelo.

La Gestalt trabaja ayudando a tomar conciencia de estos mandatos o ideas que recibimos de otras personas, y hacerlos nuestros o desembarazarnos de ellos, desde nuestra toma de conciencia.

Aspectos de la neurosis que impiden autorregulación organísmica

  • Acumulación de situaciones inconclusas: se da cuando el individuo interpone los procesos en curso, cargándose a sí mismo con tantas situaciones inconclusas que llega un momento en que no puede continuar en el proceso de vivir.
  • Perturbación del contacto/retirada: en el neurótico, su ritmo de contacto-retirada está descompuesto. No puede decidir por sí mismo, cuándo participar y cuándo retirarse, porque todos los asuntos inconclusos de su vida, todas las interrupciones, han perturbado su sentido de la orientación.
  • Manipulación frente a autoapoyo: El neurótico trae consigo sus medios de manipular, sus modos de movilizar y usar el ambiente para que haga el trabajo que le corresponde a él, ya que carece en gran medida de una de las cualidades esenciales que promueven la supervivencia: el autoapoyo.

Rasgos principales de la "espiritualidad gestáltica"

  • La integración gestáltica de polaridades: la polaridad clave es contacto-retirada (la terapia gestalt californiana traduce la polaridad contacto-retirada como expansión-contracción de la consciencia, como ampliación de la conciencia del contacto).
  • La influencia del zen:
    • meditación
    • punto cero o vacío fértil/aceptación de la no experiencia
    • insight /satori
    • zona intermedia/maya
    • figura-fondo
    • continuum of awareness/meditación vipassana
  • El chamanismo: la imagen del terapeuta como un guía experimentado, y que se usa a sí mismo como instrumento, su experiencia en atravesar la neurosis para poder acompañar a otros, la confrontación como herramienta de trabajo…
  • El taoísmo, con su fe en la sabiduría de la espontaneidad más allá de la voluntad programada.
  • El sufismo, en especial el cuarto camino: la no evasión del sufrimiento, el “sufrimiento consciente”, el trabajo con la atención…
  • La tradición hassídica: acento en el gozo de vivir, integración del niño espontáneo y el adulto serio y maduro.

Espiritualidad en terapia Gestalt

El "modo directo " y el "modo indirecto" de Claudio naranjo en la técnica gestáltica

El modo directo, que engloba las técnicas supresivas, expresivas e integrativas, está enfocado en implantar el ideal gestáltico: autenticidad, responsabilidad, y centrarse en el presente.

El modo indirecto representa la otra mitad de la Gestalt: invitar al paciente a exagerar su falsedad, criticarse, sabotearse, es decir, experimentar aquello que se considere neurótico o inmaduro, aplicando el principio de que “uno jamás supera algo resistiéndolo, solo se puede superar entrando más profundamente en ello”. Naranjo señala tres maneras de hacer, que “atentan” contra los preceptos gestálticos (en la forma, no en el fondo): la estrategia de la irresponsabilidad, la técnica de recordar y la exploración del futuro.

Las tres zonas del darse cuenta

Zona interna: autoobservación en uno mismo (sensaciones térmicas, sentimientos, estados de ánimo...).

Zona externa: captar la realidad del entorno través de la capacidad de los sentidos, sin fantasearlo o interpretarlo.

Zona intermedia: enfocada en la zona en la que la mente interpreta o fantasea acerca de lo percibido interna y externamente (fobias, paranoias, distorsiones, juicios…).

Cómo reconvertir de forma creativa los mecanismos neuróticos

Consiste esencialmente en utilizar dos formas o caminos de trabajo:

  • Movimiento entre opuestos, para a través del trabajo de polaridades, ampliar la conciencia y desbloquear la fijación: introyección-proyección, retroflexión-confluencia, proyección-retroflexión, confluencia-introyección…
  • Aprovechar la estructura del mecanismo, rescatando su aspecto saludable. Peñarrubia los define así: tradición (introyección), conocimiento (proyección), disciplina (retroflexión) y trascendencia (confluencia).

El enfoque gestáltico de la transparencia frente a la teoría clásica de la transferencia

El enfoque gestáltico presta atención al presente, al darse cuenta y a hacerse responsable de sí en el encuentro Yo-Tú.

Esto se lleva a cabo a través de:

  • La focalización en la relación presente, aquí y ahora, de los componentes del encuentro, actualizando los recuerdos asociados a la figura del terapeuta en tiempo presente, considerando por encima de todo la experiencia del momento.
  • Considerar la relación transferencial como dialogal, de tipo dual, en la que se aborda la “transferencia” de sentimientos hacia el padre o la madre al terapeuta como un patrón proyectivo no resuelto.

Influencias principales del desarrollo de la Terapia Gestalt en tiempos de Fritz Perls

Influencias de la terapia gestalt en tiempos de Fritz Perls

-----------------------------------------

Si estás interesado/a en recibir acompañamiento individual presencial u online, o quieres probar cómo es un grupo Gestalt de crecimiento personal en modo presencial, si vienes o estás en Almería, llámame, envíame un correo, o también puedes apuntarte de forma gratuita en nuestra página de Actividades